Hotel Boutique Casa de Orellana

  • Tel: (+34) 927 65 92 65
La Torre de Don Gonzalo
La Torre de Don Gonzalo
Gobernador del Cuzco
2 adultos
Dos camas
Televisión
Mini Bar

En busca de fama y riquezas; honor, gloria y fortuna, atraídos por el fabuloso tesoro del reino de El Dorado, y la inmensa riqueza en especias del País de la Canela, Gonzalo Pizarro inicia la expedición desde Quito, reuniéndose en la falda del volcán, en el Valle de Zumaco, junto a su lugarteniente Francisco de Orellana, que venía de la caliente ciudad de Guayaquil, con veintitrés hombres armados de arcabuces y ballestas.

La expedición se completaba con doscientos españoles y cuatro mil indios. Gonzalo, el más temerario y rebelde de los Pizarro, una familia de fábula, llevaba con él doscientos caballos, cabalgaduras, yelmos, corazas y armaduras; infantes y caballeros. Numerosas llamas, que se utilizaban como bestias de carga, una jauría de perros amaestrados, rebaños de cerdos y provisiones.

Después de penosas fatigas salvando barrancos, lluvias torrenciales, pasando hambre, ataques de los indios que les arrojan flechas envenenadas, cruzando los andes, se internaron en la selva, comenzando las calamidades al atravesar la cordillera, extenuados, donde murieron la mayor parte de los expedicionarios acostumbrados al clima suave de la meseta ecuatoriana.

Faltos de provisiones, la exploración se iba haciendo cada vez más intrincada; la humedad de la selva tropical, la tierra más exuberante del planeta, uno de los lugares más impregnado de leyenda, de una geografía a ratos insalubre, comenzaba a enmohecer los trajes, a oxidar las armas y a descomponer los víveres y las semillas. La pólvora, como no se guardaba con mucha cautela, se humedecía y no servía para nada. Las continuas molestias provocadas por los enjambres de insectos y las mordeduras de vampiros, murciélagos y serpientes venenosas, produjeron un estado de excitación nerviosa entre los expedicionarios.

Adentrándose en las profundidades de la selva, en la inmensidad amazónica, entre su espesura escarpada, pronto empezaron a escasear los víveres, por lo que decidieron construir un bergantín, el San Pedro -que medía unos diez metros de eslora y contaba con un mástil para una vela- por el que navegar por el tumultuoso río Coca. Acordando entonces que Orellana se adelantara en busca de alimentos.

Servicios

  • Calefacción/Aire acondicionado
  • Desayuno en la habitación
  • Terraza privada
  • Habitación no fumadores
  • Vistas al jardín
  • Wifi en zonas comunes
  • Limpieza diaria
  • Servicio de lavandería y planchado

Reservas

130 €
por noche

Condiciones

desayuno incluido
el precio incluye IVA

Entrada de 12:00 a 21:00
Salida hasta las 12:00

Se ruega a los huéspedes que se pongan en contacto con el hotel al llegar a Trujillo mediante los datos que aparecen en la confirmación de la reserva. Un miembro del personal saldrá a su encuentro y les acompañará al alojamiento.

La cancelación de la habitación es posible sin cargo al menos 72 horas antes de la hora establecida de llegada. De lo contrario se cargará el precio de una noche en la habitación reservada en la tarjeta de crédito facilitada.

  • Visa
  • American Express
  • MasterCard
  • Maestro
  • Dinners Club

¡Sin cargos de gestión o por pagar con tarjeta de crédito!
La tarjeta de crédito solo se usa como garantía y no se realizarán cargos en la misma.

Nuestras referencias

Estableciendo estándares de excelencia desde 2004
Guest Review Award
2016
Booking.com
Certificado de Excelencia
2016
TripAdvisor
Guest Review Award
2016
Great Small Hotels
Best Hotels in Extremadura
2016
The Hotel Guru